La Nueva Medicina Germánica Del Doctor Hamer

Publicada en Publicada en Uncategorized

La NUEVA MEDICINA GERMÁNICA (NMG) está basada en los descubrimientos médicos del Dr. Ryke Geerd Hamer. El Dr. Hamer descubrió CINCO LEYES BIOLÓGICAS que explican la causa, el desarrollo y la curación natural de las “enfermedades” con base en principios biológicos universales. De acuerdo a estas leyes biológicas, las llamadas “enfermedades” NO son, como se asume generalmente, el resultado de un mal funcionamiento o errores de la naturaleza; sino más bien “PROGRAMAS ESPECIALES CON SENTIDO BIOLÓGICO” (SBS – “Significant Biological Special Program”), creados para ayudar a un individuo durante un periodo de estrés emocional y psicológico.

El hecho que haya un vínculo entre la psique y la enfermedad ni es un nuevo descubrimiento, ni le pertenece al Dr. Hamer. Citando al Dr. Hamer:

“A través de los milenios, la humanidad siempre ha estado al tanto, en grado más o menos consciente, de que todas las enfermedades en último grado tienen origen psíquico, y esto se convirtió en un patrimonio “científico” anclado firmemente en el legado del conocimiento universal. Es meramente la medicina moderna que ha convertido a nuestro ser animado en mera bolsa llenas de fórmulas químicas.”

 

Hace más de treinta años, el Dr. Ryke Geerd Hamer, un doctor alemán, descubrió Cinco Leyes Biológicas que cambiarían el transcurso, no solo de la medicina, sino de la historia de la humanidad.

Sustentada en dichas leyes, libres de hipótesis y que se cumplen en el 100% de los casos, nació la NMG, una ciencia natural empírica comprobable y demostrable en todo grado de probabilidad.

Nótese que la NMG no es una terapia ni una medicina alternativa, sino toda una ciencia que comprende una serie de conocimientos que la encuadran como la primera medicina científica conocida hasta el momento.

La NMG ha “re-descubierto” que, con sus conceptos de “benigno” y “maligno”, la antigua medicina religiosa (actualmente conocida como oficial) es absurda y había perdido el norte con sus elucubraciones en lo que respecta a las relaciones causa-efecto. Sin embargo, la NMG trata de la biología, ni maligna ni benigna, solo bien fundamentada. Nos encontramos pues ante un nuevo paradigma biológico, que vuelca prácticamente todo lo conocido hasta ahora sobre esa temida palabra llamada enfermedad.

Aquello que denominábamos “enfermedades” son, en realidad, fases (de conflicto activo o de reparación) de Programas Especiales de la Naturaleza con Pleno Sentido Biológico.

La investigación del Dr. Hamer comenzó en 1979, después de la trágica pérdida de su hijo Dirk. Poco después de su muerte, el Dr. Hamer fue diagnosticado de cáncer.

Debido a que él nunca antes había estado gravemente enfermo, él asumió que el desarrollo de su cáncer, así como la muerte de su mujer, tenían que estar directamente relacionados con el evento traumático que experimentaron (el trágico disparo y posterior muerte de su hijo Dirk).

Era médico, investigador científico, y jefe de medicina interna en una clínica oncológica en la Universidad de Munich, Alemania. Fue ahí que él comenzó a estudiar a sus pacientes de manera sistemática observando las causas, el desarrollo y los procesos de curación de sus cánceres.

Le fue posible llegar a la conclusión de que un hecho físico puede producir un choque conflictivo biológico con una manifestación física visible en el cerebro; y generar cambios en parámetros físicos-nerviosos conducentes a crecimientos, ulceraciones o necrosis cancerosas. Así como cambios funcionales en órganos específicos del cuerpo.
¡Lo que descubrió fue revolucionario!
El Dr. Hamer encontró que cada ENFERMEDAD se origina de una experiencia traumática inesperada.
Él estableció que tal choque repentino afecta NO solo a la psique, sino también al mismo tiempo (visible en un escáner cerebral) a la parte del cerebro que corresponde biológicamente al trauma específico. Que el cuerpo responda al evento inesperado con un crecimiento tumoral (cáncer), con una degeneración tisular, o con una pérdida funcional, está determinado por el tipo exacto de conflicto traumático.
“La práctica de la Nueva Medicina Germánica del Dr. Hamer” por la Dra. Mª Teresa Ilari

LA PRÁCTICA DE LA NUEVA MEDICINA GERMÁNICA ABRE NUEVOS HORIZONTES PARA LA CURA FÍSICA Y LA SANACIÓN DEL ALMA.

 

Lo descubrimientos científicos del insigne médico alemán Ryke Geerd Hamer revolucionan la Ciencia, humanizan la práctica médica, permiten un inestimable ahorro en el presupuesto nacional de salud, y facilitan los procesos de cura integral desde las leyes de la Naturaleza en base a la “autorresponsabilidad” en el proceso de sanación. Son la base de un nuevo y transformador paradigma para la nueva humanidad. En Nicaragua la Nueva Medicina Germánica está respaldada legalmente por la ley 774 y por reconocidas universidades, convirtiéndose en un centro formador internacional.
La NMG nos ofrece pues un sistema inmejorable, casi el más simple del mundo, con ayuda del cual el ser humano podría vivir de nuevo en acuerdo y armonía con su entorno familiar y con el código de su cerebro. “¡Si el hombre moderno pudiera comprender esto!”, se lamenta el propio Hamer.

La particularidad del sistema ofrecido por la NMG, una vez comprendido, es que nos liberaría del miedo que nos ha sido inculcado por las religiones, la medicina y la economía. Un miedo que desde el inicio hipnotiza al paciente y lo lleva a la muerte según el “plan previsto”.

Cuando se conoce la NMG, el paciente puede reconocer que lo que ocurre en su cuerpo son procesos y programas coherentes con sentido biológico y los acoge como una oportunidad de evolución que la naturaleza nos brinda.

Los descubrimientos del Dr. Hamer proveen la evidencia última de que las doctrinas de la medicina moderna están construidas sobre falsas premisas y que por esto mismo son completamente erróneas.

Las Cinco Leyes Biológicas revelan que todo en la Naturaleza tiene un sentido biológico y que nada esta “enfermo” o es “maligno”. La ciencia médica está negando el hecho de que nosotros los humanos somos uno con la naturaleza y uno con la creación.

Las leyes biológicas que constituyen esta verdadera “Nueva Medicina” están firmemente basadas en las ciencias naturales, y están al mismo tiempo en perfecta armonía con otras leyes naturales, incluyendo leyes espirituales.

En la terminología de la NMG, un “choque de conflicto” o DHS se refiere a una situación emocional estresante que no pudimos anticipar y para la cual no estábamos preparados.

Tal DHS puede ser disparado, por ejemplo, por una separación inesperada o por la pérdida de un ser querido, un enojo o preocupación inesperados, o por un shock abrupto por un diagnóstico o pronóstico inesperado.

Un DHS difiere de un “problema” psicológico o de una situación de estrés cotidiano en que, el choque del conflicto involucra no solo a la psique, sino también al cerebro y al cuerpo.

Todo Programa Especial con Sentido Biológico (SBS) corre de manera sincrónica en los niveles psíquico, cerebral y del órgano.

¡La desnutrición, el envenenamiento, o las lesiones pueden dar como resultado disfunción (es) sin un DHS!

A la fecha, el Dr. Hamer ha sido capaz de confirmar estos descubrimientos con más de 40,000 estudios de casos. Debido a que la CURACIÓN solo puede ocurrir después de que el conflicto ha sido resuelto, la terapia de la Nueva Medicina Germánica® se enfoca en identificar y resolver el trauma original.

El Dr. Hamer es el primero en probar científicamente que el cáncer, por ejemplo, no es como se pensaba antes una proliferación de células cancerígenas mortales sin sentido, sino más bien el resultado de un Programa Biológico Especial y Significativo de la Naturaleza que ha sido exitosamente practicado durante millones de años de evolución.

La Nueva Medicina Germánica ® ofrece una comprensión completamente nueva de lo que llamamos comúnmente “enfermedades”, ya que tienen pleno sentido biológico y no son errores de la naturaleza.

Al entender las Cinco Leyes Biológicas que el Dr. Hamer descubrió, nos volvemos libres del miedo y el pánico que frecuentemente vienen como resultado del inicio de una enfermedad.

¡Verdaderamente, un regalo a la humanidad!

Desde 1988, los descubrimientos del Dr. Hamer han sido probados y verificados por muchos médicos y asociaciones profesionales por medio de documentos firmados.

La Nueva Medicina Germánica del Dr. Hamer tiene un índice de éxito del 92%.

El Dr. Hamer estableció en forma lógica y empírica como es que el shock conflictivo biológico causa una fase fría de crecimiento o necrosis; y cómo, si se resuelve el conflicto, el proceso canceroso o necrótico se invierte para reparar los daños y permitir al individuo la vuelta a la salud.

La enfermedad, o programa pleno de sentido de la naturaleza, (como prefiere llamarle el Dr. Hamer), se divide en cinco eventos biológicos susceptibles de ser observados y cuantificados o medidos; y que forman parte de un sistema que permite predecir eventos (más allá de lo meramente probable estadísticamente) y calcular el desarrollo de las condiciones.

Un shock conflictivo biológico, llamado DHS (síndrome de Dirk Hamer, en honor a su hijo), causa el aparecer de un foco de actividad en el cerebro, llamado FH (foco de Hamer). Este conjunto de anillos concéntricos que se pueden observar en una tomografía computerizada (TAC o escáner) se centra en un punto preciso del cerebro.

La localización de este foco depende de la naturaleza del shock o choque conflictivo y del contenido de tal. Tan pronto aparece el FH, el órgano controlado por ese foco central sufre una transformación funcional. Esta transformación puede manifestarse como un crecimiento, como pérdida de tejido o como reducción o pérdida de función.

El Dr. Hamer también descubrió que el programa que comienza a funcionar después de un shock conflictivo depende de la capa germinal y cerebral que se ve afectada, lo cual puede comprenderse desde un punto de vista evolutivo.

El sistema tiene sentido desde un punto de vista filogenético tanto como del ontogénico. Él prefiere mantener la teoría al mínimo y fundamentar sus conclusiones y observaciones en evidencia sólida.

La NMG es, desde el inicio (la causa de las “supuestas” enfermedades) hasta el final del Programa Especial de la Naturaleza con Pleno Sentido Biológico, la única terapia CAUSAL que existe.

Durante milenios, nunca había sido posible hacer una terapia causal. Esta solo ha sido posible bajo el abordaje de la NMG. Y de hecho, así lo demuestra el éxito de aquellos que logran tomar las riendas de su vida y sus procesos biológicos a partir del entendimiento de las leyes biológicas.

Por tanto, desde el momento en que se sabe que gracias a la NMG, sin el pánico causado por el diagnóstico (como sucede con los animales en la naturaleza), los pacientes sobreviven a estos Programas Especiales de la Naturaleza con Pleno Sentido Biológico(como es el caso del cáncer, por ejemplo); y que, al contrario, el 98% de pacientes tratados con quimio y morfina mueren en total pánico y sufrimiento atroz, debemos admitir que estamos frente a un crimen. O como el profesor Niemitz, de la Universidad de Leipzig, ha testificado, un genocidio.

Desde hace mucho tiempo los científicos coinciden, tal como lo ha escrito el Profesor de Leipzig, en que:

“Según los criterios de las ciencias naturales, en el estado actual de la ciencia, y en el estado actual del saber más avanzado, la Nueva Medicina Germanica debe ser declarada exacta. Desde el punto de vista científico, la medicina oficial es un ‘revoltijo de hipótesis’ que no se cuestionan nunca, basadas en hechos mal comprendidos y nunca verificados. Por esta razón, según la mejor valoración humana, debe ser declarada falsa. Y en consecuencia, no científica según los criterios de las ciencias naturales”. 

 

En realidad, no estamos hablando de teorías, ni de creencias. De hecho, por favor, no crea en nada; ¡compruébelo usted consigo mismo, con la gente que le rodea, incluso con sus animales!

La veracidad y la exactitud de la NMG nunca han sido impugnadas hasta hoy.

La Universidad de Tübingen, aunque obligada por la ley, se niega sistemáticamente, desde hace 30 años, a verificar oficialmente la NMG. A pesar de los 30 documentos oficiales de verificación refrendados por centenares de médicos y de verificaciones realizadas por universidades (TrvanskáDüsseldorfViena).

Esta negativa de revisión revela un hecho sin precedentes en la historia universitaria.

La verdad, la exactitud científica y la legitimidad de la NMG es un tema que no se quiere plantear.

 

Fuentes: http://www.materialdenmg.com/

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *