La otra cara de la Leche

Publicada en Publicada en Uncategorized

Lucía Redondo Cuevas, nacida en León, diplomada en Dietética y nutrición humana por la Universidad de Barcelona.

Desde siempre y, sobre todo, tras los estudios universitarios, se decantó por otra visión de la alimentación; la que nos transmite la naturaleza con el sentido común. Tiene estudios de Naturopatía, Dietética naturista y oriental y Medicina tradicional china.

Actualmente, profesora del ciclo formativo de Dietética en la línea naturista del Instituto de Formación Profesional Roger de Llúria, en Barcelona. Además, es la coordinadora de los estudios online del mismo Instituto.

La Sra. Lucia Redondo nos explicará todo lo que tiene que ver con la leche y sus propiedades en nuestro organismo.

 

LA OTRA CARA DE LA LECHE
(I Congreso de Alimentación Consciente)

 

Las proteínas de la leche de vaca

Está demostrado que las proteínas de la leche de vaca no se pueden digerir bien, ya que la leche neutraliza los ácidos del estómago, eso hace que las proteínas no se digieran.

Las proteínas de la leche materna están compuestas alrededor de un 80% de albúminas y un 20% de caseína. En la leche de vaca están al revés, un 80% es caseína y un 20% son albúminas.

Hormonas de crecimiento en la leche

La leche de vaca tiene hormonas necesarias para el ternero, pero no para los humanos. ”La naturaleza es sabia, y solo alimenta a los bebés con leche materna”.

 

Antibióticos en la leche

Los que hemos comprado leche de vaca en alguna granja sabemos que el gusto no tiene nada que ver con la leche industrial.

No es lo mismo la vaca que pastaba hace años por los campos, que la vaca que hay ahora estabulada, estas vacas tienen problemas derivados que tienen que ser tratadas con antibióticos. La leche que bebemos contiene restos de antibióticos.

 

Pesticidas en la leche

Si los piensos industriales han sido cultivados con pesticidas, sólo hay que seguir la cadena alimenticia, estos se acumulan en la grasa. Finalmente los pesticidas también se hallan en la leche.

 

Composición de la leche de vaca

 

Intolerancia a la leche

Existen problemas derivados del consumo de leche y lácteos:

  • El consumo de lácteos produce mucosidades.
  • Está relacionada con la diabetes de tipo 1.
  • Hay relación directa entre los lácteos y el acné.
  • No se puede tratar ninguna artritis reumatoide si no se eliminan los lácteos.
  • Hay relación entre el consumo de lácteos con problemas cardiológicos ya que aumenta el colesterol, las grasas TRANS, y las AGS (enzima xantino oxidasa) .Ésta pasa a la sangre y daña las arterias vasculares.
  • El 75% de la población mundial pierde la capacidad de digerir la lactosa en la infancia.

 

El calcio en la leche

En los países occidentales el consumo de leche es muy habitual, la publicidad nos vende que la leche es necesaria para los huesos, ¿es eso verdad? La respuesta de Lucía Redondo es contundente: NO.

En los países asiáticos no toman leche de vaca. Un estudio del Dr. T. Colin Campbell “The China Study” indica que los países donde no se consume leche de vaca son los países donde hay menos osteoporosis.

Cuida tus huesos sin tomar lácteos

Lucía Redondo nos da claves para tener unos huesos fuertes sin tomar lácteos:

    • Seguir una alimentación equilibrada.
  • Muchos minerales.
  • Vitamina D. Luz solar durante entre 15 y 20 minutos al día, y es suficiente con que nos dé en la cara.
  • Antioxidantes (necesarios).
  • Ejercicio físico.
  • Correcto equilibrio hormonal.

Evitar la descalcificación de los huesos

Claves para tener una huesos sanos:

  • No abusar de la proteína animal.
  • No excederse con la sal.
  • No abusar del azúcar ni de los cereales refinados. El azúcar es un ladrón de los minerales que necesita el hueso.

 

La mejor alimentación para los huesos:

El calcio está mucho mejor en otros alimentos más adecuados para los huesos que la leche.

  • Algas marinas. Es la mejor fuente de minerales en las cantidades adecuadas. En Galicia hay una algas excelentes.
  • Semillas de sésamo. Aportan calcio, mucho magnesio y un tipo de grasa muy adecuada.
  • Crucíferas. Son vegetales como la col, coliflor, el brócoli, este último tiene gran cantidad de calcio. Destacar que la absorción del calcio de las crucíferas es del 60%, mientras que la absorción del calcio de la leche es solo del 30%.

 

¿Ya no podemos tomar lácteos?

Podemos, pero hay que tener en cuenta que hay lácteos mejores que otros. Estas son algunas recomendaciones:

  • Elegir siempre productos ecológicos.
  • Mejor lácteos de cabra y oveja. La leche es de mejor digestión y de mejor calidad ya que se parece más a la leche materna.
  • Los mejores lácteos son los fermentados, la fermentación es una pre-digestión de la proteína.

Hay que demostrar nuestro apoyo a la agricultura ecológica, libre de pesticidas, productos químicos y transgénicos. Es muy importante encontrar un equilibrio sostenible.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *