La Medicina Homeostática

¿Qué es la medicina homeostática? Entendemos por “medicina” a algo relacionado con medicamentos o fármacos, o al menos así se nos ha hecho creer, pero la palabra “medicina” si la buscamos en cualquier enciclopedia, no significa medicamento y mucho menos fármaco, sino que aparece como “un arte o disciplina curativo para recuperar la salud”.

 

¿Y por qué homeostática? Según las últimas estadísticas en materia médica, prácticamente todas las enfermedades tienen que ver con un trastorno homeostático en el cuerpo. Todos sabemos que tenemos un sistema inmunológico que es atacado por diferentes factores, pero pocas veces nos fijamos en uno de los ayudantes más importantes del sistema inmunológico, que es el sistema homeostático.

 

Resultado de imagen para homeostásis español

El sistema homeostático es quien nos controla, regula, compensa todo lo que ocurre dentro de nosotros en cuanto a nuestra energía a nivel de partículas, átomos, moléculas, células y a partir de ahí de toda nuestra materia los estímulos externos, o sea lo que vemos, olemos y sentimos. Todo esto es regulado por el sistema homeostático. Pero cuando el sistema homeostático falla, se altera su energía y eso puede desequilibrar totalmente el funcionamiento bioenergético del cuerpo.

 

 

Además, desde finales de los años ’90 hasta la actualidad, la contaminación del medio ambiente afecta más la parte energética de nuestro cuerpo, es por eso que debemos apoyar y tonificar ahora al sistema homeostático. ¿Y cómo se puede hacer eso? Pues a través de la medicina homeostática.

 

Imagen relacionada

¿Cómo podemos estabilizar el sistema homeostático? Bien, para empezar, el sistema homeostático constantemente se está regulando y estabilizando así mismo de manera automática, por ejemplo, cuando usted camina no necesita mantener el equilibrio para no caerse, o cuando usted duerme, no necesita preocuparse si está respirando o no, porque de todo eso se encarga el sistema homeostático de manera automática e inconscientemente las 24 horas del día. Pero en el momento en que el sistema homeostático se desequilibra por la contaminación atmosférica, nosotros no lo percibimos, pero nuestras moléculas sí, nuestros átomos perciben esos desequilibrios que van saliendo de la frecuencia a la que están acostumbrados y con el tiempo eso va creando un trastorno que puede derivar en muchos malestares, síntomas y demás.

 

¿Y cómo la medicina homeostática puede ayudarle? Existen muchas formas que viene siendo las tradicionales, como son a través de la buena alimentación, el ejercicio físico, a través de un buen estado anímico y demás. Pero lamentablemente, aunque estemos decididos a alimentarnos de manera sana, es muy difícil, porque incluso las verduras que comemos vienen tratadas e impregnadas de productos químicos y ni que decir de las carnes y pescados. Hasta las propiedades del agua han sido modificadas por los productos químicos que le echan para tratarla.

 

Es por eso que, mediante la medicina homeostática, se utilizan métodos que ayudan a regular y equilibrar ese proceso homeostático.

 

Pongamos un ejemplo. ¿Cómo puede la medicina homeostática curar a una persona que tiene cáncer? Bueno, en primer lugar, el cáncer no es un solo trastorno, sino muchos trastornos que cuando se juntan se manifiestan a través del tiempo. Además, el cáncer como tal es algo que todos nosotros desarrollamos durante toda nuestra vida sin excepción. Pero nuestro sistema inmunológico con ayuda del sistema homeostático lo ataca, lo controla y se corrige sin problema. Pero en algunas ocasiones, rebasa la capacidad del sistema homeostático, y es allí donde la medicina homeostática puede ayudar a equilibrar y mitigar los síntomas, y en este caso, el trastorno completo.

 

En resumen, la medicina homeostática ayuda al equilibrio del organismo a nivel molecular consiguiendo que la persona se sienta bien física, biológica, emocional y energéticamente.