Digitopuntura

La Digitopuntura es una terapia que utiliza la presión o masaje en una serie de puntos (acupuntos o tsubos) localizados por todo el cuerpo para ayudar en la recuperación física.

 

¿En qué consiste la digitopuntura y para qué sirve?

A través de la digitopuntura podemos aliviar dolores en diferentes zonas del cuerpo únicamente a partir de la aplicación de presión en una serie de puntos específicos. Su estimulación permite crear una conexión con algunos de los órganos más importantes, logrando un equilibrio que permite mantener el cuerpo y la mente en armonía.

Cuando los nodos de estos meridianos se bloquean o intoxican, se produce un desequilibrio en nuestro campo energético, provocando diversos síntomas y enfermedades que reducen la calidad de vida.

La digitopuntura, una terapia derivada de la acupuntura china, tiene como fin reactivar la circulación energética para controlar, de forma natural, todas las dolencias relacionadas con estos desequilibrios.

digitopuntura

La digitopuntura es un procedimiento terapéutico que combina los principios del masaje y la acupuntura sin el uso de agujas.

A través de esta se ejerce presión sobre una serie de puntos estratégicos ubicados por todo el cuerpo con el fin de favorecer la recuperación física.

Cada punto o grupo de puntos está relacionado con un órgano interno y se unen a este mediante una red de canales energéticos llamados meridianos.

A través de estos meridianos circula el “ki” o “chi”, es decir, la energía vital que nos mantiene vivos. Esta energía se hereda de nuestros padres y se potencia con la que obtenemos de la alimentación y el aire que respiramos.

 

¿Cómo funciona la digitopuntura?

La digitopuntura funciona a través de los dedos, ya sea ejerciendo presión con la punta del dedo, o bien, con el nudillo o el extremo posterior de un lápiz.

  • Los expertos en su aplicación realizan una exploración sobre los puntos y meridianos, haciendo presión hasta encontrar el lugar exacto que favorece la recuperación del paciente.
  • En un principio se puede sentir una ligera sensación de hormigueo en el cuerpo; sin embargo, al continuar con la técnica, se hace cada vez más leve.
  • La presión que se aplica en cada punto dura entre 15 u 30 segundos, asegurándose que es el punto exacto en que se cree que está el desequilibrio energético. Finalizada la sesión, el alivio será casi inmediato.

Es importante tener en cuenta que los efectos de esta terapia puede variar en cada organismo. Uno de los aspectos más difíciles es encontrar los puntos que hay que tratar.

Por ello, es normal que algunos puntos no funcionen como se estima.

digitopuntura-2

¿Para qué sirve la digitopuntura?

La digitopuntura está recomendada como complemento para el tratamiento de una gran variedad de enfermedades crónicas o que recién han sido descubiertas.

Con su práctica se busca estimular los canales energéticos del cuerpo para lograr un equilibrio que permita sanar el cuerpo y la mente.

Algunas de las disfunciones que se tratan con esta terapia son:

  • Dolores musculares, contracturas o dolor corporal
  • Sensación de cansancio crónico o agotamiento
  • Estrés, ansiedad y nerviosismo
  • Depresión y problemas de sueño
  • Desajustes menstruales
  • Síntomas de la menopausia
  • Estreñimiento, diarrea o problemas digestivos
  • Artrosis y artritis
  • Mala circulación sanguínea
  • Parálisis facial

masaje-digitopuntura

 

¿Cuáles son las precauciones para practicar la digitopuntura?

Antes de iniciar un tratamiento de digitopuntura es fundamental tener en cuenta algunas medidas de cuidado:

  • Los puntos ubicados en la región abdominal están contraindicados para las mujeres en embarazo.
  • No se debe aplicar fuerza intensa en pacientes debilitados, ancianos o niños.
  • No es recomendable su aplicación en estado de hambre o embriaguez, porque puede provocar desmayos.
  • Está contraindicado en regiones como la cara anterior del cuello, axilas, lados del pecho y alrededor de los senos.

La digitopuntura es una técnica efectiva contra los descontroles que se producen debido a los desequilibrios energéticos del organismo.

Aunque se puede aplicar en casa, siempre se debe hacer usando la información necesaria para no llegar a producir lesiones.